Guillermo
Zaragoza

Eramos conscientes que durante los 5 últimos años el cliente se venía quejando por falta de atención y seriedad. Gracias al asesoramiento y la formación de Marcos hemos vuelto a lo que éramos y los propios clientes nos comunican su satisfacción. Lo mejor: qué la plantilla trabaja más motivada.

Alicia
Jávea

Fantástico profesional con
gran capacidad y seriedad.

JoanBarcelona

Lo mejor que me ha podido pasar ha sido toparme con Marcos. Gracias a su ayuda hoy trabajo por mi cuenta en lo que me gusta.

ValenciaAntonio

Estoy impresionado como ha cambiado mi vida simplemente cambiando y creando nuevos hábitos. Sólo necesitaba que alguien me guiara.

JáveaMaría

Si lo que buscas es un buen profesional que mejore la atención al cliente de tu empresa, o si eres empresario o directivo y quieres que tus trabajadores tengan una mayor motivación en el día a día. Te recomiendo visitar su escuela y ver los vídeos gratuitos e interesantes que publica. A mi me han ayudado a cambiar la forma de hacer y ver las cosas.

MálagaSara

Te escribo solo para decirte que estoy muy bien 😊
Llevo casi dos semanas trabajando y las sensaciones son muy distintas.

Soy coach y mentor, un emprendedor, experto en desarrollo personal y profesional.

Marcos Castellano

Coach & Mentor

Instagram YouTube Facebook Twitter LinkedIn

¡Hola! Soy

Marcos

Nazco en Suiza, en mayo de 1976, de padres emigrantes. Toda mi formación escolar así como la básica profesional la adquiero en ese país, donde resido hasta cumplir los 22 años. Ese año me mudo a Dénia (Alicante) y comienzo mi periplo por este maravilloso País que a partir de ese momento puedo llamar patria: España.

Tras pegarme una impresionante hostia con el coche en 1998 – accidente del que milagrosamente salgo ileso – empiezo a replantearme mi vida muy seriamente. Al poco tiempo de aquella vivencia empiezo a interesarme y formarme en PNL. En aquella época la expresión ‘Mindfulness’ no se conocía ni se le esperaba, y tampoco los autoproclamados gurús que actúan como si fuesen monjes tibetanos, te saludan con ‘Námaste’ y te dicen que todo es opresión.

Son años muy productivos, ricos en contenido y muchas aventuras. Por primera vez soy consciente que mi meta es ayudar a otras personas, sin saber exactamente cómo. Pero aún lucho contra dos fuertes enemigos: mi timidez y mi miedo a fracasar.

Desde aquel entonces todo lo que he aprendido en mi vida tiene una única finalidad: conocer a las personas. Esto me agraciado con poder tener una especial facilidad para entenderlas, ver más allá de sus palabras y ayudarles… si es que quieren mi ayuda.

¿Y sabes qué? Que todo esto siempre lo hago de manera ‘extraoficial’ y desinteresada, pues durante ese tiempo sigo trabajando en otros sectores, aunque siempre relacionados con la atención al cliente. Mi facilidad por entender y empatizar, en combinación con la experiencia conseguida en el mundo de la atención al cliente, causan en mí una reacción química que aviva, más aún si cabe, ese fuego interior del deseo por ayudar.

Desde los 21 años he creado iniciativas y proyectos en los que he participado por amor al arte, por hacer llegar información y conocimientoal resto de gentes, para que puedan disfrutar de cada una de esas cosas de la misma manera que lo hago yo. Muchas las he vuelto a cerrar cuando consiguieron su objetivo. Todas ellas me han ayudado a ser lo que hoy soy.

Tras más de 20 años adquiriendo experiencia en el mundo de la atención al cliente y en el sector del turismo, llegó el momento de hacer lo que siempre quise: ofrecer mis servicios a todos los que quieren mejorar en cualquier faceta de su vida, sea por gusto o por necesidad. Ya sea un particular o una empresa que quiere motivar a sus equipos de trabajo.

En 2017, tras un despido doloroso aunque esperado, me encuentro sin trabajo y sin tener muy claro qué hacer, porque las ofertas de empleo son verdaderas mierdas mal remuneradas y lejos de casa. No tardo en darme cuenta: al primero que tengo que ayudar es a mí mismo. Percibo que estoy viviendo una vida rutinaria, sin disfrutar realmente de mi entorno.

Así que aplico a mí mismo todo lo aprendido durante los últimos 20 años, cojo el toro por los cuernos y me meto de cabeza en esta aventura del emprendimiento porque en realidad es lo que siempre he querido y, sinceramente, también es la manera más directa de poder ayudar.

Es entonces cuando decido combinar la PNL, el coaching, el mentoring y la atención al cliente para ofrecer lo mejor de mí a través de un abanico de servicios y propuestas.

Hoy ya no hay lugar a duda. Quien me conoce – mis alumnos, clientes y amigos – saben lo que hay y confían en el éxito que alcanzo con, por y para ellos. Porque ya lo han vivido, han alcanzado sus metas y disfrutan de una vida transformada y/o un negocio exitoso.

Mi meta sigue siendo la misma del primer día: ayudar al prójimo. Y para que eso no se olvide nunca, ofrezco contenido gratuito del que todo el mundo puede disponer: podcasts, vídeos, libros electrónicos especializados, guías, cursos gratuitos.

Y para quién quiera más, siempre puede acceder a mis servicios de pago. ¡Pero ojo! Te voy a decir una cosa: no quiero vender mi tiempo. Quiero vender mis servicios. Mi conocimiento. Por eso ofrezco sesiones de coaching individuales. Por eso te ofrezco también la comunidad Genios. Un espacio para todos mis alumnos y clientes, con sesiones semanales de coaching a distancia en riguroso directo. Por el precio de un café diario comparto contigo todo mi conocimiento. Un lugar donde podrás convertirte en genio y interactuar con otros genios como tú.

Toda esta aventura, con sus errores, fracasos y éxitos, hacen que hoy en día pueda disfrutar de la vida y mi familia, aprovechando el tiempo al máximo ofreciéndote mi ayuda, si estás dispuesto a recibirla.

firma_marcos

La vida es demasiado corta para estar haciendo algo que no te gusta o incluso odias.